6 razones para visitar Glasgow

Glasgow fue una de las ciudades más importantes durante la Revolución Industrial en el Reino Unido. Como vestigio de este pasado, hoy es una ciudad cosmopolita y uno de los 20 centros financieros más importantes de Europa.

Lo que aún sobrevive de su pasado industrial es la arquitectura, aunque ya no son almacenes, sino tiendas o restaurantes. Una ciudad con mucha vida tanto de día como de noche, por lo que te quiero animar a que la visites con estas 6 buenas razones:

1. Por su historia y pasado industrial

El río Clyde es la razón de ser de esta ciudad desde tiempos remotos, ya que era la puerta hacia el océano Atlántico. Se cree que en el área hubo asentamientos desde la Edad de Bronce, gracias al espacio natural que ofrecía para la pesca y la caza.

Aunque Glasgow se fundó en el siglo VI, no fue nombrada Burgo Real hasta el año 1611. Su puerto comercial no tuvo mucha importancia hasta el siglo XVIII, con la llegada del comercio con las Américas de azúcar, tabaco, algodón, lino y más materias primas importantes en la época.

La Ilustración escocesa dio grandes mentes, pero no fue otra que la de James Watt la que con su mejora de la máquina de vapor desató la Revolución Industrial. Fue la base de la locomotora y, por tanto, del ferrocarril y el consiguiente desarrollo de las comunicaciones que llevó a una espiral de progreso en la que parece que todavía hoy seguimos envueltos. 

Río Clyde. Fotografía: Adam Marikar

2. Por sus museos

Glasgow nos ofrece un amplio abanico cultural, con más de 20 museos y galerías de todos los tipos; no te aburrirás en 2 días. Desde el clásico museo, pasando por un museo de automovilismo a la orilla del río Clyde, hasta una de las galerías de arte moderno más importantes de Escocia

Entre todos sus museos hay más de 1.5 millones de objetos, algunos de artistas tan importantes como Van Gogh, Monet o Degas. Aunque, pensándolo mejor, quizá te hagan falta más de 2 días para verlos todos.

Museo Kelvingrove

3. Porque es ciudad de la música por la UNESCO

Desde festivales hasta pequeños conciertos, Glasgow tiene una impresionante cultura musical. Podrás encontrar conciertos todos los días del año: gaitas, jazz, música funk, electrónica y un sinfín de estilos musicales; es una ciudad que hace mucho ruido. 

El SSE HYDRO es una de las salas de conciertos más grandes del mundo, donde han actuado desde Paul McCartney, Backstreet Boys, Bruno Mars, Arctic Monkeys, Prince, Ed Sheeran, hasta Elton John y Madonna. 

The SSE Hydro 

Además, de las entrañas de Glasgow nacieron bandas musicales como Travis o Franz Ferdinand. Antes de visitar Glasgow te recomiendo que pases por esta web a ver si hay algún concierto o festival que te guste.

 

4. Por sus espacios verdes

Con más de 90 parques, los Glaswegians pueden presumir de sus zonas verdes, en las que podrás jugar al golf, en algunas de ellas, o también asistir a conciertos y festivales. 

Uno de los más grandes es Glasgow Green, un parque de 55 hectáreas que está relativamente cerca del centro histórico. También bastante grande es el Kelvingrove, de 34 hectáreas, al lado del cual puedes encontrar el museo del mismo nombre y la universidad de Glasgow. Y otro que me gustaría destacar es el Jardín Botánico, que está algo más apartado, pero si visitas la ciudad fuera del invierno es una visita recomendable.

Glasgow Green

5. Por sus tiendas

Con algo más de 1.500 tiendas repartidas por toda la ciudad, Glasgow es el paraíso de las compras, sólo superada por Londres en este aspecto. Encontrarás las marcas más exclusivas y las que no lo son tanto.  

La calle principal de tiendas de ropa es Buchanan Street y es una de las favoritas para las compras no sólo de la gente de la ciudad, sino de los pueblos de alrededor e, incluso, de los edimburgueses. Espero que no te pierdas entre los probadores y tengas tiempo para visitar la ciudad. 

Buchanan Street 

6. Por el fútbol

Aunque en Inglaterra inventaron el fútbol, el primer futbolista profesional fue escocés y nació en Glasgow, su nombre era Fergus Suter. Netflix hace poco sacó una miniserie contando su historia: “The English game” (El juego inglés). 

Glasgow tiene una gran cultura futbolística con sus dos grandes equipos de fútbol y rivales acérrimos: el Celtic, equipo católico, y el Rangers, equipo protestante. Si tienes la oportunidad de ir a visitar la ciudad en día de partido, te recomiendo intentar conseguir entrada para verlo en el estadio, las aficiones son espectáculo puro, sobre todo en el campo del Celtic. 

Escudos de futbol. Celtic de Glasgow y Rangers FC

Fútbol, museos, parques, tiendas, historia… Creo que son motivos más que suficientes para darle una oportunidad a esta gran ciudad. La ciudad con la gente más amigable de todo Reino Unido, pero un acento escocés horroroso.

 

Si tienes alguna duda o pregunta, escríbeme en la caja de comentarios que encontrarás más abajo. 

Reservar Ahora Reservar Ahora