Comida típica de Escocia

Gastronomía escocesa, los platos más tradicionales y sus recetas.

Creo que es un "buen momento" para subir este artículo, ya que todos nos estamos viendo obligados a estar en cuarentena, ya sea forzosa o voluntaria, por el coronavirus COVID-19 y tenemos más tiempo libre del que deseamos. No solo me gustaría compartir platos tradicionales de Escocia, sino que también me gustaría compartir con vosotros cómo se hacen estos platos y por eso decidí poner sus recetas, ¡Espero que os guste!

 

Quien dijo que la comida escocesa es mala, se confunde. Es cierto que los británicos no saben comer, pero no quiere decir que no tengan buena materia prima y, en ocasiones, unos platos deliciosos. Solo hay que saber buscar esa materia prima y juntarla debidamente. 

En mis 10 años por Reino Unido he aprendido a disfrutar de la gastronomía escocesa y, sobre todo, dónde comprar producto fresco y de buena calidad. En ciudades como Edimburgo y Stirling, además, hay restaurantes que preparan unos platos que te dejarán con la boca abierta. 

 

1. Haggis

La comida nacional de Escocia nace siendo la comida de los pobres ya que era todo lo que sobraba del cordero. Hoy por hoy este haggis no tiene nada que ver con la receta medieval, la cual tendría muchas más partes del cordero que actualmente. Además, ahora se sirve con puré de patata, puré de nabo y salsa de whisky. 

Los tiempos han cambiado mucho, por lo que hace no muchos años se creó el haggis vegetariano, del cual tengo que decir que está espectacular. Y, si queréis llevaros un buen souvenir, podéis comprar haggis de buena calidad en los supermercados locales por un precio muy razonable.

 

Receta para 6 - 8 personas:

  • 1 estómago de oveja (bien limpio)
  • 1 hígado de cordero
  • 1 pulmón de cordero
  • 1 corazón de cordero
  • 2-3 cebollas
  • 400g de sebo de ternera
  • 200g de avena
  • Pimienta blanca
  • Sal
  • Cayena
  • 2 limones

Paso a Paso

  1. Limpia bien el estómago y déjalo una noche entera en agua con sal.
  2. Limpiar el hígado, corazón y pulmones, trocearlos y hervirlos durante durante unas 2 horas. Cuando esté hervido, quita el caldo y guárdalo.
  3. Pica la cebolla, corazón, hígado y pulmones. Si tienes una picadora, hazlo en la picadora.
  4. Mételo todo en un bol y mézclalo. Échale la sal, pimienta blanca y cayena al gusto. Después, añádele el caldo que hemos guardado, el sebo de ternera y exprime los dos limones. La mezcla tiene que tener una consistencia suave y desmenuzada.
  5. Mete la mezcla dentro de la tripa y, para que no se salga nada, ata el extremo abierto con una cuerda. ¡Ya tenemos haggis! Bueno, no, le falta un paso.
  6. Ya casi estamos. Pon agua a hervir y mete el haggis dejándolo cocer por 2-2:30 horas. Asegúrate de pinchar la tripa un par de veces ante de hervir para que no explote y nos arruine el haggis.

Ahora solo nos falta hacer puré de patatas y de nabo, nos servimos un poquito de whisky escocés y estamos listos para disfrutar del plato más típico de Escocia.

 

2. Cullen Skink

En las frías tierras escocesas siempre apetece algo calentito, y qué mejor forma que comiendo una buena sopa con pan y mantequilla. Casi en cualquier pub o restaurante que visitéis en este país tiene “soup of the day” (sopa del día), suelen ser sopas caseras, con ingredientes muy variados y deliciosas. Pero si hay una sopa típica escocesa, esa es la Cullen Skink, la cual lleva pescado, patata y leche, y está espectacular.

Se hace con “Smoked Haddock”, que traducido sería eglefino ahumado. Este tipo de pescado es de los más consumidos en las islas británicas y es el que se suele usar para hacer el famoso Fish & Chips. Muchas veces se suele comercializar como bacalao ya que es muy parecido.

 

Receta para 3 - 4 personas:

  • 1 smoked haddock (eglefino)
  • 450g de patatas
  • 1 cebolla
  • 600ml de leche
  • 30g de mantequilla
  • Sal
  • Pimienta  blanca
  • Perejil fresco

Paso a Paso

  1. Fríe la cebolla picada con la mantequilla. Cuando esté dorada, añade la patata y ponle agua hasta cubrirlo. Cocinar durante 15 - 20 minutos, no añadir agua cuando se vaya evaporando.
  2. Asegúrate que el haddock no tenga espinas ni piel, si tiene limpialo. Pon en otra sartén un poco de leche y el pescado, cocínalo durante unos 5 minutos.
  3. Saca el pescado de la leche y desmenúzalo. Añade la leche sobrante a la patata, así como la pimienta, la sal y el pescado. Déjalo hervir durante unos 5 minutos.
  4. Sírvelo en un bol y échale el perejil fresco.

¡A disfrutar de esta rica sopa!

 

3. Scotch Pie

Otro plato tradicional escocés es el Scotch Pie, o lo que viene a ser pastel de carne. Es un guiso de carne (ternera, cordero, cerdo o pollo) recubierto de un masa de hojaldre, o lo que es lo mismo: una masa de hojaldre rellena de carne guisada.  

Aunque actualmente se pueden encontrar rellenos de todo tipo de cosas, uno que se ha puesto de moda en los últimos años es el “macaroni cheese pie”, lo que viene a ser macarrones con queso recubiertos con masa de hojaldre.

 

Scotch Pie at the Scotch Pie World Championships

 

Receta:

  • El hojaldre yo recomiendo comprarlo hecho
  • Mantequilla

Relleno, cantidad para una pie:

  • 60g de carne picada de cerdo o ternera
  • 30g de pan rallado
  • Sal
  • Pimienta
  • Nuez moscada

Paso a Paso

  1. Pon el hojaldre en un molde circular no muy grande. Asegúrate de poner mantequilla al molde para que no se pegue el hojaldre.
  2. Mezcla la carne picada, pan rallado, sal, pimienta y nuez moscada.
  3. Rellena el hojaldre hasta 3/4, agrégale la parte superior, una tapa de hojaldre, y séllalo.
  4. Derrite la mantequilla y con una brocha extiéndela por la parte superior.
  5. Hornear durante 25-30 minutos a 190ºC.

¡Ten cuidado no te quemes al sacarlo del horno!

 

4. Scotch Egg

El “huevo escocés” es básicamente un huevo envuelto de carne, después envuelto otra vez pero con pan rallado, como si fuera una croqueta, y frito.

 

Receta para 5 huevos:

  • 6 huevos
  • 300g de salchichas de cerdo
  • Tomillo
  • Perejil
  • Pimienta
  • Harina
  • Pan rallado

Paso a Paso

  1. Cocemos 5 huevos durante 4-5 minutos, solo tiene que cocinarse la parte blanca del huevo, tiene que quedar la yema sin cocer. Un vez cocido, poner debajo del grifo dejando el agua fría correr para que se enfríen.
  2. Quitar la piel que recubre la salchicha y mezclarla en un bol con el tomillo, el perejil y la pimienta.
  3. Envuelve el huevo con la carne, con cuidado y paciencia, no queremos que se rompa el huevo.
  4. Una vez tengamos los 5 huevos listos, los rebozamos con harina, huevo y pan rallado, en este orden. Ya solo queda freírlos durante unos 10-11 minutos, así al cortarlos por la mitad la yema estará sin hacer, que es lo que queremos. Y ya tenemos lo Scotch Egg listos.

 

5. Highland Mussels 

A pesar de estar rodeados por mar, excepto por el sur que tenemos a Inglaterra, por estas frías tierras no son grandes comedores de pescado, pero sí de mejillones, plato típico escocés, ya que los puedes encontrar casi que en cualquier pub o restaurante.  

Yo no soy muy fan de los mejillones, pero de la forma que los preparan por aquí son irresistibles, sobre todo porque llevan “agua de vida”.

 

Receta para 4-6 personas:

  • 2 kg de mejillones pescados en los mares de Escocia
  • 250g de eglefino o bacalao ahumado
  • 1 puerro
  • 1 apio entero
  • 90g de mantequilla
  • 200ml de nata de cocinar
  • 150ml de Scotch whisky "agua de vida" (pero esto ya va al gusto)
  • Perejil fresco
  • Sal
  • Aceite de oliva

Paso a Paso

  1. Asegúrate de que los mejillones están bien limpios por fuera.
  2. Desmigajar el eglefino o bacalao. Picamos el puerro y apio finito. Ponemos un chorrito de aceite de oliva en una cazuela grande, donde pondremos a freír el puerro, apio y el pescado. Seguidamente le añadimos la mantequilla.
  3. Cuando esté fundida la mantequilla, echamos los mejillones en la cazuela.
  4. Echamos el whisky y flameamos los mejillones. Cuando se apague el fuego, le añadimos la nata. Lo mezclamos todo bien y lo tapamos. El plato está cocinado cuando los mejillones se abran.
  5. Cuando esté servido ponle el perejil fresco por encima.

Acompáñalo con un poquito de pan, así podrás mojar el caldo. Un plato delicioso y muy fácil de hacer.

 

6. Scone

Es un dulce típico escocés. Se puede encontrar con trocitos de fruta como pasas o arándanos, o sin fruta. Se acompaña con mantequilla y mermelada, perfecto para tomar con tu té de las 5.

 

Receta para hacer 10-15 scones:

  • 500g de harina normal
  • 2 cucharadas pequeñas de levadura
  • 2 cucharadas soperas de azúcar glas
  • 1 cucharada pequeña de sal
  • 300ml leche entera
  • 110g mantequilla sin sal
  • 1 huevo

Paso a Paso

  1. Mezclamos la harina, levadura, azúcar glas y sal en un bol.
  2. Cuando esté todo bien mezclado, le añadimos la mantequilla (temperatura ambiente). Lo podéis mezclar con las manos, pero si tenéis algun utensilio de cocina para poder mezclar tardareis menos y quedará más uniforme.
  3. Añadimos la leche, se mezcla todo muy bien y se quedará como una masa para moldear.
  4. Poner un poco de harina en la encimera de la cocina y con un rodillo aplasta la masa, no hay que dejarla finita, sino con unos 4cm de grosor.
  5. Con un molde redondo de unos 5cm de diámetro vamos cortando la masa y poniendo los círculos en una bandeja para hornear.
  6.  Batimos el huevo y con una brocha untamos los scones.
  7. Hornear durante 15-20 minutos a 190ºC.

Busca la mantequilla y la mermelada que más te guste ¡y a disfrutar de este dulce típico escocés!

 

7. Shortbread

Esta es la típica galleta escocesa de mantequilla, que están brutales de buenas, y que te piden la abuela, la tía y hasta la prima, pero que en las tiendas de souvenirs te sacan un riñón por una cajita con cuatro galletas. Yo os recomiendo comprarlas en los supermercados como Sainsbury’s o Tesco ya que son mucho más económicos. Pero te quiero enseñar a hacerlas ya que son facilísimas, ¡solo necesitas 4 ingredientes! 

 

Receta  para hacer 6-8 galletas:

  1. 100g de mantequilla
  2. 150g de harina normal
  3. 50g de azúcar glas
  4. 1 cucharada pequeña de sal

Paso a Paso

  1. Mezclamos la mantequilla, que esté a temperatura ambiente, con el azúcar y la sal. Si tenéis un robot de cocina o un mixer mucho mejor, ya que la mezcla quedará más uniforme y tardareis menos, pero se puede hacer perfectamente a mano.
  2. Añadir la harina tamizada y remover hasta que esté todo bien perfectamente mezclado. Ya casi estamos.
  3. Una vez esté todo mezclado, metemos la masa en la nevera por unos 15-20 minutos para enfriar.
  4. Ya estamos listos para hacer la forma de las galletas a nuestro gusto.
  5. Horneamos las galletas durante 20-25 minutos a 150ºC.

Ya podéis sorprender a vuestros familiares o amigos con estas galletas. A la vuelta de vuestro viaje las hacéis en casa, se las lleváis y les decís que están hechas artesanalmente en una aldea de la Tierras Altas de Escocia por ancianos con falda escocesa y que hablaban en gaélico, nada mejor que ayudar al pequeño comercio y las tiendas locales de Escocia. ¡Vais a quedar muy bien y os vais ahorrar un buen dinero!

 

8. Carrot Cake

Aunque la tarta de zanahoria no es un plato típico escocés, la he querido poner en este artículo porque es mi tarta favorita y punto. 

¿A quién no le gusta un trozo de tarta de zanahoria? Supuestamente fue inventada en Inglaterra en el siglo XVI, y digo supuestamente porque otros países como Francia o Suiza se están disputando quién fue el creador de este manjar. Por menos empezó la Primera Guerra Mundial.

Creo que no tengo que presentar mucho esta tarta, ya que su nombre lo dice todo. En Escocia la puedes encontrar en cualquier pastelería, así que si no la has probado ya, no sé a qué esperas.

 

Receta:

Para el bizcocho:

  • 6 zanahorias
  • 260g de harina
  • 4 huevos
  • 100g de nueces picadas
  • 150g de azúcar blanco
  • 150g de azúcar moreno
  • 240ml de aceite de girasol
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1 ½ cucharadita de canela en polvo
  • ½ cucharadita de sal
  • ½ nuez moscada
  • 1 cucharada de extracto de vainilla

Relleno y decoración:

  • 150g de queso Philadelphia
  • 100g de mantequilla
  • 200g de azúcar glas
  • 50g de nueces picadas
  • 1 limón o naranja
  • ½ cucharadita de extracto de vainilla.

Paso a Paso

Bizcocho:

  1. Mezclamos los ingredientes secos harina, sal, canela en polvo, nuez moscada y el bicarbonato, y lo tamizamos todo. Añadimos los 120 gramos de nueces, mezclándolo todo muy bien.
  2. Pelamos y limpiamos las zanahorias. Las rallamos con un rallador en un bol aparte. Con un rallador manual o eléctrico.
  3. En otro bol mezclamos el azúcar blanco y moreno (si no tenéis azúcar moreno le podéis poner solo el blanco y viceversa) con el aceite y lo mezclamos con unas varillas. Seguidamente le añadimos los 4 huevos, previamente batidos, y el extracto de vainilla, mezclándolo todo hasta que esté todo bien integrado.
  4. Juntamos la mezcla de los ingredientes secos del paso 1 con la del paso anterior, y lo mezclamos todo bien. ¡Cuidado con los grumos! Aseguraros de no dejar ninguno.
  5. Y por último le añadimos a nuestra mezcla, uniforme, la zanahoria.
  6. Echamos la mezcla en un molde y lo horneamos (calor arriba y abajo) a 170ºC entre 60-90 minutos. ¡Recordad echar mantequilla en el fondo del molde o poner papel de hornear!
  7. Cuando esté hecho espera hasta que esté a temperatura ambiente para poder sacarlo del molde. Deja enfriar toda la noche envuelto en un papel film, así quedará esponjoso.

Relleno y decoración exterior:

  1. Asegúrate que la mantequilla esté a temperatura ambiente, si no no podrás trabajar con ella y no podrás integrarla bien con el resto de ingredientes. Mezcla la Philadelphia, la mantequilla, el extracto de vainilla y el zumo de medio limón, hasta conseguir una crema homogénea.
  2. Por último añade el azúcar glas poco a poco y, con paciencia, incorporándola con la crema, teniendo cuidado con los grumos.
  3.  Meter en la nevera la mezcla durante unos 15 minutos para que coja consistencia.

Acabado:

  1. Corta el bizcocho en dos partes para poder ponerle el relleno.
  2. Rellenar con crema la parte de abajo, poner la parte de arriba y hacer lo mismo. Además, pon crema en los laterales. La primera capa de crema será delgadita, se verá el fondo.
  3. Metelo en la nevera durante unos 20 minutos para que endurezca un poco.
  4. Añádele lo que queda de crema, tanto en la parte de arriba con en los laterales.
  5. Decórala con la nuez picada al gusto.

Nos ha costado, ¿verdad? Pero la recompensa es más que justificada.

9. Scottish Breakfast

El desayuno escocés es una de las maravillas de la tierra, sobre todo los días de resaca, tiene toda la grasa que puedas desear y más. Podemos decir que no es muy diferente al desayuno inglés, pero sí tiene ciertos matices que marcan de donde es cada uno.

Para este plato no voy a poner receta ya que es tan sencillo como comprar lo necesario en el super para montar el exquisito manjar.

 

Para un Scottish Breakfast:

  • Salchicha de cerdo
  • Huevo frito
  • Bacon
  • Baked beans (judías de bote, Heinz)
  • Haggis
  • Black pudding (morcilla)
  • Medio tomate
  • Champiñones/setas
  • Patata Scone
  • Pan
  • Mantequilla

Esto es lo que lleva un desayuno escocés estándar, ahora en ti queda la cantidad que le pones de cada uno de los ingredientes.

 

10. Atholl Brose

Y no quería acabar este artículo sin hablar de bebidas. Escocia presume de tener desde una de las bebidas espirituosas más populares del mundo, whisky

Atholl Brose es una crema muy parecida al Baileys que se hace con whisky. Según la leyenda, la bebida lleva el nombre del primer conde de Atholl, quien acabó con una rebelión de las Tierras Altas en 1475 al llenar el pozo del líder rebelde con la mezcla, con la consecuencia de que pudo ser fácilmente capturado.

 

Receta:

  • 2 cucharadas de avena 
  • 340ml de agua
  • 3 cucharas pequeñas de miel (a ser posible escocesa)
  • 225ml de Scotch whisky
  • 140ml de nata para montar / double cream

Paso a Paso

  1. Echa la avena en el agua y déjala 24 horas.
  2. Cuela el agua para separarla de la avena.
  3. Agrega la miel al agua (para que sea de la forma correcta hay que hacerlo con un cuchara de plata).
  4. Agrega el whisky y remuévelo todo.
  5. Y por último la nata sin montar, hay que echarla despacio mientras lo remueves con unas varillas.
  6. Embotellar y a guardar en la nevera.

Cada vez que te sirvas un vaso recuerda agitar la botella. Solo dispones de unos 5-7 días para beberlo, ya que se pone malo rápido.

 

Hasta aquí las recetas sobre gastronomía escocesa, espero que te animes y no solo comas en los restaurantes de Edimburgo, Stirling u otras ciudades y pueblos de Escocia, sino que también te atrevas a preparar estas recetas tan sencillas.

Reservar Ahora Reservar Ahora